REISHI

16,00

MARNYS® β-glucanforte Reishi contiene REISHI (Ganoderma lucidum), ingrediente ideal para aquellas personas que quieran sus defensas naturales normales y contribuir a la normal circulación sanguínea.

Descripción

El Reshi se incluyó en el año 2000 en la Farmacopea de la República Popular de China.
Las propiedades de Ganoderma lucidum (Reishi) lo hacen de utilidad en la contribución de las defensas naturales del cuerpo (EFSA ON HOLD 3764), y al mantenimiento de una normal función circulatoria (EFSA ON HOLD 4408).
MARNYS® β-glucanforte Reishi contiene reishi (Ganoderma lucidum), ingrediente ideal para aquellas personas que quieran sus defensas naturales normales y contribuir a la normal circulación sanguínea.
MARNYS® β-glucanforte Reishi se presenta en cápsulas vegetales y es apto para veganos.
El Reishi (Ganoderma lucidum) es un hongo grande y oscuro con un exterior brillante y una textura leñosa. Las montañas boscosas húmedas y con poca iluminación de Asia son el hábitat natural del Reishi. En China, se llama “Lingzhi”, y en Japón, “Reishi”.
Entre los hongos cultivados, Reishi es el único en ser consumido más por su valor como complemento alimenticio, que nutricional, siendo común y tradicionalmente utilizado por las culturas orientales para la promoción del bienestar y la vitalidad. El hongo Reishi fue incluido entre los tónicos superiores en la más famosa de todas las materias médicas chinas, el Shen Nung por Ben Cao Jing (206 a.C. – 8 d.C.).
A diferencia de otros hongos como el Shiitake, el Reishi (Ganoderma lucidum) no suele ser muy comestible por su sabor amargo y su consistencia dura, por lo que se administra en extracto en los complementos alimenticios. Entre las presentaciones de complementos alimenticios con Reishi que existen actualmente en el mercado destaca el Reishi en cápsulas o cápsulas vegetales. El Reishi contiene numerosos componentes bioactivos que incluye terpenoides, azúcares complejos, ácidos grasos, proteínas y oligoelementos.
Los betaglucanos (β-glucanos) son carbohidratos altamente ramificados (azúcares) que se encuentran en las paredes celulares de bacterias, hongos, levaduras, algas, líquenes y plantas como la avena y la cebada. Los betaglucanos son objeto de intensa investigación científica producto de sus interesantes propiedades.