La vitamina D y su importancia para…

Ya sabes que la Vitamina D se ha asociado siempre al sistema óseo, tanto de niños como de mayores. Sin embargo, en los últimos años los estudiosos se han dado cuenta de que influye en otras muchas áreas de nuestro organismo.

La vitamina D es en realidad una hormona, ¡mucho más que una vitamina! 

Si crees que con la alimentación o la acción solar estamos cubiertos y tenemos la cantidad necesaria de vitamina D para un buen funcionamiento, me gustaría que supieras que a partir de 65 años, la pigmentación de la piel, la contaminación atmosférica, el uso de la crema solar excesivo y que la alimentación actual no es todo lo saludable que debiera (y solo cubre entre un 10%y 20% de las necesidades), la síntesis de vitamina D disminuye.

¿Sabes que a día de hoy en España  un 45% de la población está afectada por la disminución de Vitamina D en su organismo?

La carencia de Vitamina D produce a largo plazo:

Problemas óseos y articulares

Una baja inmunidad, tan necesaria en los tiempos que corren

Un aumento de los riesgos cardio-vasculares

Hipertensión

 

En muchos casos es muy necesario suplementar la vitamina D porque

Participa en la absorción del Calcio y el Fósforo

Mejora la debilidad muscular en personas deportistas, niños y personas mayores

Mantiene un buen funcionamiento muscular

Remineraliza la osamenta infantil, personas mayores, embarazadas…

Apoya el buen funcionamiento del sistema inmunitario

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00